Sindicato Profesional de Vigilantes - S.P.V.

El Director General de la Policía habla sobre la futura Ley de seguridad privada


Cosidó: “Para la elaboración de la nueva Ley de Seguridad Privada se tendrán en cuenta las propuestas del sector”

Desde que tomó posesión de su cargo en enero, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha tendido la mano a la Seguridad Privada. Lo hizo durante la presentación del Plan Integral de Colaboración “Red Azul” y lo ha repetido en otras intervenciones en diversos encuentros con profesionales del sector. Para el nuevo responsable del Cuerpo Nacional de Policía, la Seguridad Privada “contribuye a la seguridad de todos”, incluso en aquellos aspectos más relevantes para la protección colectiva de la sociedad. Por su interés reseñamos un resumen de la entrevista publicada recientemente por la revista SEGURITECNIA.

- En el mes de febrero, usted presentó el Plan Integral de Colaboración entre el Cuerpo Nacional de Policía y la Seguridad Privada, “Red Azul”. ¿Por qué consideran necesario sacar adelante este proyecto? ¿Qué respuesta esperan obtener por parte del sector?
La colaboración entre los servicios públicos y privados de seguridad es uno de los principios rectores del modelo legal de seguridad privada en España. Esto es algo que el Cuerpo Nacional de Policía siempre ha tenido presente y ha valorado muy positivamente en su relación profesional con los distintos actores del sector. A lo largo de los últimos treinta años de trato entre ambos, muchas son las cosas que han ido cambiando. La consecuencia natural de toda esa experiencia acumulada se ha querido volcar en “Red Azul” que, a diferencia de otros planes de colaboración que hemos tenido, pretende adaptarse a las necesidades reales y propias de cada subsector de la Seguridad Privada, aportando un modelo de colaboración integral, sistemático y adaptado a los nuevos tiempos, del que no solo esperamos, sino que ya estamos teniendo, una magnífica respuesta del sector, que ya está participando de forma mayoritaria en sus distintos programas. Las nuevas herramientas tecnológicas ayudan mucho a articular esa colaboración de forma más efectiva.
- Entre los planes del Ministerio del Interior para esta legislatura se encuentra la reforma de la Ley de Seguridad Privada (vigente desde 1992). ¿Qué cambios prevé que se introduzcan en la norma, especialmente en lo relacionado con la colaboración del sector con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad?
Desde la Dirección General de la Policía estamos trabajando intensamente para poder hacer realidad el compromiso del Ministerio del Interior de elaborar una nueva Ley de Seguridad Privada. Parece claro, y así lo expresó el propio ministro en su comparecencia parlamentaria, que la colaboración de la Seguridad Privada con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad será uno de los ejes que vertebre el nuevo texto legal. En este sentido, el planteamiento general que presenta el Plan de colaboración “Red Azul”, pudieran servir de orientación al marco de relación que hoy se necesita en la colaboración entre la Seguridad Pública y la Seguridad Privada.
- El sector aspira a poder asumir algunas funciones que están reservadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. ¿Cree que la reforma de la Ley incluirá nuevas funciones para la Seguridad Privada que vayan más allá de las marcadas en la norma vigente?
Para la elaboración del nuevo texto legal que regule la Seguridad Privada en España, se van a tener en cuenta las propuestas y sugerencias que realice el propio sector, así como las necesidades y demandas de seguridad que requieran ser satisfechas. En consecuencia, trataremos de alumbrar una Ley completa, adaptada al momento actual, pero con la mirada puesta en el futuro. De lo que se trata no es de cambiar el modelo básico de seguridad privada que tenemos, que es bueno, está consolidado y funciona, sino más bien profundizar en el mismo para obtener de él todo el potencial de beneficio que encierra para la seguridad común. Así como antes mencionaba a la colaboración como uno de los ejes vertebradores del nuevo texto legal, creo que también ha de ser adecuadamente desarrollado el eje de la complementariedad entre la seguridad pública y la seguridad privada. Solo contemplado desde esta perspectiva resultarían entendibles más que posibles nuevas actividades, servicios o funciones, una profundización o mayor amplitud de los actualmente contemplados en la Ley.
- Otra de las demandas del sector es que se le conceda al vigilante de seguridad la categoría de “agente de la autoridad”, al menos en algunos casos. ¿Cuál es su opinión al respecto? ¿Puede esperarse algún cambio de la Ley de Seguridad Privada que vaya en esa dirección?
Este es un tema controvertido que requiere de mucha seriedad en su planteamiento. Nuestra posición en este asunto parte de un doble convencimiento: es conveniente reforzar jurídicamente la actuación profesional del personal de seguridad privada, no solo de los vigilantes de seguridad, y es necesario hacerlo sin confundir o empeorar la situación de partida. Por eso nuestra propuesta va encaminada a poder dotar de la consideración, no del carácter, de ‘agente de la autoridad’ al personal de seguridad privada, siempre que éste se encuentre ejerciendo en circunstancias que le hagan acreedor de tal consideración.
- ¿En qué aspectos considera usted que debería mejorar el sector de la Seguridad Privada?
La formación está en la base de todo y siempre es un factor de mejora. Por eso estamos decididos a ofrecer un nuevo marco legal que impulse la formación de los profesionales de la Seguridad Privada. La profesionalización del sector en todos sus diferentes aspectos empresariales (organización, innovación, comercialización, internacionalización, etc.), no solo en el de la prestación del servicio de seguridad, es otro factor de mejora que ha de ser tenido en cuenta.a competitividad en un marco general de cumplimiento normativo, no solo de la legislación de seguridad privada, es otra fuente de mejora que requiere ser abordada por el sector empresarial de la seguridad.En definitiva, si disponemos de unos profesionales bien formados en todas sus áreas de conocimiento, si tenemos unas empresas profesionalizadas en todas sus facetas, y si profesionales y empresas manifiestan un comportamiento ético en la prestación y en el ofrecimiento de sus servicios, estaremos ante un sector puntero que legítimamente podrá aspirar a mayores realizaciones tanto dentro como fuera de España.

Comentarios

Ni sí, ni no. sino todo lo contrario. Esto indica sus respuestas. Habrá que esperar a ver ese "renovado" texto de La Ley pero en principio todo suena a más de lo mismo. Nos seguirán utilizando para satisfacer el antojo y beneficio de alguno y no para el bien común como debería. Disculpad mi desilusión pero después de 25 años en la actividad y conociendola como la conozco soy incapaz de pensar de otra forma.

Añadir un Comentario: